Tecnológico de Monterrey participa en Foro del Sector Privado de la 47° Asamblea de la OEA

Por Escuela de Gobierno
Lunes, Junio 19, 2017
Fuente:

Alejandro Poiré, Decano de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Tecnológico de Monterrey, y Héctor Escamilla, rector de TecMilenio, participaron en el Foro del Sector Privado, parelelo a la Asamblea General  de la OEA en Cancún.

Contar con financiamiento, educación y reentrenamiento adecuados, así como generar mecanismos de mayor empoderamiento ciudadano e inclusión laboral y social, serán elementos clave para el desarrollo de los empleos del futuro y el impulso económico del continente americano, se concluyó en el Foro del Sector Privado de las Américas, en el que el Tecnológico de Monterrey y TecMilenio tuvieron un papel destacado.

El Decano de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno, Alejandro Poiré, fue el encargado de dar las conclusiones y cerrar el evento, mientras que rector de TecMilenio, Héctor Escamilla, participó en el primer panel del Foro, titulado “Reformas para un sector privado pujante en las Américas: Creando los empleos del Futuro”, que se realizó en el marco de la 47° Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Cancún, Quintana Roo.

En los diferentes paneles del foro, se abordaron las aristas que para las sociedades de este hemisferio brinda el momento actual de transformación tecnológica y cambio económico.

El foro fue inaugurado por Luis Almagro, secretario general de la OEA; Luis Vigedaray, secretario de Relaciones Exteriores; Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo; y Sergio Contreras, vicepresidente ejecutivo del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE).

En él participaron también ponentes como Albert Zapanta, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos-México; Jorge Familiar, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina; Luis Robles Miaja, presidente del Consejo de Administración de BBVA Bancomer y Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina, entre otros.

En su participación, el Dr. Escamilla, de Tecmilenio, habló sobre el reto de preparar a los jóvenes para estos nuevos escenarios económicos y sociales.

“Las universidades tendremos que estar reinventándonos con gran flexibilidad, atentas a las necesidades del sector empresarial como socios formadores, avizorando las oportunidades de trabajo futuro, y por encima de todo, contribuyendo a desarrollar el propósito de vida de las personas. Esto implica integrar el servicio a los demás en la ecuación, dando sentido a todo lo que hacemos y generando un mundo de mayor equidad y progreso”, afirmó.

Por su parte Alejandro Poiré presentó  las conclusiones del foro, en el que participaron también, entre otros, señaló que en toda la región hay espacios del ámbito estatal que no están consolidados, pero en foros como este, se ve responsabilidad del sector privado para contribuir al desarrollo. 

Poiré identificó los 6 principales retos que los sectores productivos tendrán enfrente y se deben atender para impulsar el desarrollo de América.

1.- Reto de financiamiento, el cual tiene que ver con los  mecanismos para que llegue a los sectores más productivos y el gran riesgo que representa no ser parte del desarrollo económico que se va a gestar por el cambio tecnológico.

2.- Educación y reentrenamiento,necesarios para preparar a personas que no están en segmentos atractivos del mercado laboral, ya que de no darse, el cambio puede ser doblemente excluyente e incapaz de integrar a ciertos sectores de la población.

3.- Inclusión de las mujeres en ámbitos productivos, que se refiere a la   inclusión social que garantice el desarrollo sustentable a mediano plazo.

4.-La oportunidad de la adopción del cambio tecnológico ya que  los países de la región se deben cuestionar si serán capaces de ofrecer atractivos para la inversión tecnológica, la inversión y el desarrollo, donde no sólo las mentes de toda la región, sino de todo el mundo quieran venir a trabajar en nuestras ciudades para construir el futuro del cambio tecnológico.

5.- La inversión en infraestructura, el impacto y la necesidad de que sea hecha en términos de integración, de cadenas productivas a nivel regional y subregional.

6.- Sujetar el poder al control ciudadano, el cual es el reto de más alta importancia, ya que no solamente se ven los deasfíos para los derechos humanos y la democracia en Venezuela, sino que toda la región sufre los estragos de una alternancia democrática que ha sido vulnerable a la corrupción, la cual se debe combatir desde el sector privado y la sociedad en general.

 “Si no somos capaces de construir mecanismos locales, regionales y multinacionales de combate a la corrupción, mucho menos seremos capaces de construir las instituciones estatales que resuelvan cada uno de los dilemas colectivos que enfrenta la región”, señaló.

Asimismo, hizo un llamado a los gobiernos para que en su capacidad de combatir la corrupción y ser íconos de transparencia, de apego a la normatividad,  construyan la legitimidad para las soluciones colectivas que le urge a la región.

“Estoy seguro que desde el sector privado, la academia y las organizaciones multinacionales seguiremos trabajando en ese sentido” finalizó.

Fotografías